Skip to content

9 Comments

Nikosar

19.09.2019 at 10:12 pm
Reply
De nuevo una composición de H. W. Ernst (o más bien una adaptación para violín de una obra de Schubert); creo que se nota cuando la composición es de un violinista de pura cepa: mientras, por ejemplo, en las Partitas y Sonatas de Bach, se puede sentir que al compositor le da igual las querencias naturales de un violinista, en esta obra.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *